martes, 15 de octubre de 2013

¿Cómo cambiar o mudar de maceta a una planta?


Necesito cambiar de maceta a mi planta . . . pero me da miedo


Bueno, quizás miedo es una exageración pero lo cierto es que la primera vez siempre estamos nerviosos, nos preocupa que dañemos a la planta y que se nos muera.  ¡No es difícil! aquí les explico como: 

Cuando esta tan apretada en la maceta que esta ya no deja crecer las raíces. Esto se nota porque la planta crece muy lento, pierde hojas, no da flores, esta decaída y cuando la riegas la tierra se seca muy rápido.   También puedes darle vuelta a la maceta y ver si las raíces empiezan a asomarse por los orificios de drenaje.
CC-BY Juan José López Ordóñez @ Flickr 

Primero lo primero: cómo saber cuando ya debes cambiar a la planta de maceta


Cuando esta tan apretada en la maceta que esta ya no deja crecer las raíces. Esto se nota porque la planta crece muy lento, pierde hojas, no da flores, esta decaída y cuando la riegas la tierra se seca muy rápido. 

También puedes darle vuelta a la maceta y ver si las raíces empiezan a asomarse por los orificios de drenaje. 

O bien también puede que tu maceta todavía tenga espacio pero quieres una maceta más bonita, o quizás tienes varias plantas en una maceta y quieres regalar una (o cultivarla de manera independiente), incluyo también notas para hacerlo. 


Preparativos antes del cambio de maceta: 


Si vives en un clima templado no importa mucho cuando realices el cambio, pero si vives en climas más extremos, con inviernos o veranos muy pesados,  lo mejor es hacerlo en primavera.  

Soy de la opinión trasplantar a la maceta definitiva siempre que se pueda, a menos que esta sea muy grande y sea una lata mantenerla hasta que la planta crezca y la “aproveche” por completo.  Escoge una maceta que tenga espacio suficiente para que las raíces sigan creciendo por lo menos el siguiente año (y no tengas que trasplantar a los pocos meses otra vez)



  • Hay que preparar la maceta a la que vas a cambiar la planta un día antes.  
  • La maceta debe tener buen drenaje: 
    • Debe tener suficientes orificios en el fondo y estos deben de ser de buen tamaño. 
    • Si lo crees necesario puedes poner una base de piedritas, trozos de ladrillos, grava u otro material que no permita que la tierra se compacte en el fondo “tapando” los orificios de drenaje.


Si lo crees necesario puedes poner una base de piedritas, trozos de ladrillos, grava u otro material que no permita que la tierra se compacte en el fondo “tapando” los orificios de drenaje.
CC-BY Francis Chung @ Flickr
  • Procura que la tierra que utilices sea tierra para macetas u otro sustrato fértil.  Yo no creo necesario agregarle fertilizante al momento de trasplantar, pero la tierra que la  acoja debe ser buena y darle todo lo que necesita.   
  • Una vez que coloques la tierra hay que regar abundantemente para que se asiente y esté húmeda (y también verificar que la maceta tenga buen drenaje). 
  • Un día antes de hacer el cambio riega tu plantita, pero no el día en cuestión, para que la tierra no esté tan húmeda y se pegue o desprenda fácilmente al moverla.


El día del trasplante: 
Si ves que no se zafa, utiliza una herramienta que sea plana, como un cuchillo o espátula para meterla entre la tierra y la maceta y separarla un poco.  Si la maceta es de plástico u otro material resistente, le puedes dar unos golpes para que se suelte.
CC-BY Candy Tale @ Flickr



  • Escoge un día que no sea muy soleado y/o preferentemente hacerlo por la tarde o temprano por la mañana, no al medio día. El trasplante es estresante para la planta y lo menos que queremos es que además tenga que soportar un día muy caliente o de lluvia intensa o granizada.
  • Haz un hueco en la maceta donde se va a poner. Este debe ser más ancho y más profundo que el diámetro de la maceta actual. La tierra que retires después se la pondrás en la parte superior. 

¡Hazlo!

  1. Para remover, hay que jalar a la planta del tallo.
    • Antes de darle un super tirón que quizás dañe la planta y/o rompa el tallo, prueba con unos tironcitos para ir aflojando. 
    • Antes de darle un super tirón que quizás dañe la planta y/o rompa el tallo, prueba con unos tironcitos para ir aflojando.
      CC-BY Candy Tale @ Flickr
    • Si ves que no se zafa, utiliza una herramienta que sea plana, como un cuchillo o espátula para meterla entre la tierra y la maceta y separarla un poco.  Si la maceta es de plástico u otro material resistente, le puedes dar unos golpes para que se suelte. 
  2. Una vez suelta, jala para sacarla  y colocarla en el hueco que se hizo en la maceta nueva.  
  3. Cuando cambies la planta a la maceta nueva, vas a enterrarla un poco más profundo ( 1 o 2 cm ) de como estaba en la maceta original. 
  4. Riega con mucha agua, y revisa que esté drenando bien. 

Cuidados después del cambio: 


  • Tu plantita probablemente se vea decaída la primer hora después del trasplante. Vigílala, después del riego y un poco de sol moderado debería recuperarse. 
  • Si ves que no se recupera y el drenaje está siendo adecuado, vuelve a regar. 

Ahora, algunas notas adicionales,  según diferentes situaciones: 



Si esperaste mucho a cambiar de maceta


Es probable que no tendrás problema en sacarla del tallo y que cuando lo hagas te encuentres una maraña de raíces que dan vuelta circularmente tomando la forma de la maceta (a veces tienen hasta las formas de los relieves y bordes). 

Si ocurre esto, es bueno cortar un poco las raíces en la parte exterior, para que vuelvan a tomar una forma un poco más natural y porque estimula el crecimiento de nuevas raíces.  Para hacerlo toma un cuchillo o navaja y raja o raspa superficialmente la maraña, después retira las raíces que puedas desprender con la mano sin mucho esfuerzo. Pero no exageren que esto es estresante para la planta. Nunca quites más del 40% de las raíces. 
Debes tener en cuenta, que hay un “punto de no retorno” donde tu planta quizás ya no pueda recuperarse ni siquiera en la nueva maceta. Gajes del oficio, pero esperemos que no sea tu caso. Si te sucedió esto, no te mortifiques que a muchos nos ha pasado, pon atención a las señales que ignoraste y aprende para que no vuelva a sucederte jamás.


Si estás trasplantando un árbol, arbusto o planta grande


No te preocupes en hacer el hoyo en la maceta. Lo que debes hacer es preparar la maceta pero sólo llenar de tierra hasta donde calcules que llegaran las raíces (bueno un poco más abajo).  Saca y coloca la planta en la nueva maceta y después échale tierra hasta cubrir las raíces. 



Si estás cambiando una planta de una maceta grande a una más pequeña  


Aquí deberás calcular dónde están las raíces y que tan profundo y con una herramienta ayudar a soltar la tierra alrededor de la planta. Una vez hecho esto, dependiendo que tan grande y fuerte sea la planta, deberás jalar del tallo y/o utilizar una herramienta para sacar la bola de tierra que envuelve la raíz. 


Si tienes varias plantas juntas  


Bueno, depende que tan juntas estén. Sus raíces pueden estar entrelazadas. Si es así debes de hacer el hoyo calculando dónde están las raíces de cada una, pero dale preferencia a la planta más fuerte si están muy juntas, para asegurar que por lo menos una sobreviva.

Ahhhh! Se zafó la tierra de las raíces: 


A mi me ha sucedido, cuando lo hice por primera vez con mis plantas de chile serrano. No se asusten y pongan inmediatamente a la plantita en su maceta y cubran las raíces con tierra. Tengan cuidado de que quede “paradita” y que las raíces no queden todas pegadas como plasta (vayan agregando poco a poco la tierra). Recuerden enterrar un poco más profundo. Riegen y vigílenla. Las mías sobrevivieron como si nada, y probablemente las suyas también. 

Suerte, la primera vez es la difícil después es como andar en bicicleta, no se olvida.


4 comentarios:

  1. ¡Qué ilusión me hace ver que has usado una de mis fotos! ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario, gracias a ti por compartir una foto tan buena bajo la licencia de Creative Commons. Es un placer usarla en el blog!

      Eliminar
  2. GRACIAS! HA SIDO DE MUCHA IMPORTANCIA PARA MI ESTE ARTICULO. EXCELENTE!

    ResponderEliminar